martes , octubre 23 2018

Convocatoria hecha a tí y al país

Por: Dr. Ysócrates Andrés Peña Reyes, Director General del Consejo Regional de Desarrollo, Inc. (CRD).
En su propuesta, el Consejo Regional de Desarrollo, Inc. (CRD) es de la visión, que las pautas que exige hoy en día el idóneo encauzamiento del progreso, la paz y la justicia social, requieren de nuestras instituciones y de los estamentos del Estado, un accionar que permitan a los componentes de la sociedad dominicana, regir en su mayor magnitud sus vidas por la dignidad y el honor, teniendo de guía la práctica colectiva de la vocación de bien.

Enfoque que prioriza, bajo el entendido, de que si se asume el patrón trazado, se proveería a nuestra nación, de estructuras que les aseguren sin equívoco, transformarse y renovarse, haciendo parte de sus principales retos y ejes, abrazar e identificar a su población, con las virtudes de dar, servir y amar, para establecer entornos sociales confiables.

Columnas que valora como piezas claves, al entenderlas potabilizadoras con la intermediación del desarrollo del don de servicio en cada persona, además, con el estricto apego a sus deberes y derechos, de la sustentabilidad armónica del bienestar personal, y especialmente en su conjunto, el del conglomerado social que integra el territorio nacional.

Ruta sugerida por el CRD:

En el panorama visualizado, la ruta que sugiere, llama tomarla como palanca primordial para erradicar los sentimientos y apetencias, que han engendrado los egoísmos y sectarismos, causantes de los diversos males, que obstruyen en la actualidad, el desarrollo y la solidez institucional de que es merecedora República Dominicana.

Estima indispensable, por tanto, cultivar los referidos lineamientos, enmarcando como su enlace, la unidad y la confraternidad, con la finalidad de promover el goce y detentación, de los frutos arrojados por una convivencia en las familias y todos sus entornos, conducida por el amor, la piedad y la misericordia.

Cometido que el Consejo Regional de Desarrollo (CRD), invita afianzar, haciendo de la vocación de servicio, el punto de partida para el país ir tras mejores horizontes, y a la vez, para crear las bases en las que sus presentes y futuras generaciones, se provean sin titubeos y temor, de la voluntad y fuerza moral, que les faciliten la erradicación de las barreras, que bloquean el empoderamiento colectivo requerido, para subsanar y corregir, las problemáticas que debilitan al Estado y a nuestras instituciones.

Vea también

Rumbo que traza a RD el derecho al trabajo

Por Ysócrates A. Peña Reyes / CRD Los enfoques estratégicos del Consejo Regional de Desarrollo, Inc. …

Comentarios: