lunes , septiembre 25 2017

CNDH-RD exige justicia y verdad para casos antiguos y recientes de desapariciones forzadas en el país

Por Manuel Maria Mercedes
La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH-RD) y el Comité de Familiares de Víctimas de Ejecuciones Extrajudiciales y Desapariciones Forzadas, en ocasión de la conmemoración este 30 de agosto,  del Día Internacional de las Victimas de Desapariciones Forzadas, deseamos llamar la atención de la opinión pública nacional e internacional respecto al silencio, que nos lastima como defensores de derechos humanos y como ciudadanos de este país, sobre los recientes casos de desapariciones forzadas ocurridos en la República Dominicana.

Como es de conocimiento,  la desaparición forzada de personas es considerada por el derecho internacional de los derechos humanos como un crimen de Estado de lesa humanidad,  imprescriptible y continuado, sin posibilidad de indulto o de amnistía.

Se entiende por desaparición forzada “el arresto, la detención, el secuestro o cualquier otra forma de privación de la libertad que sean obra de agentes del Estado o por personas o grupos de personas que actúan con la autorización, el apoyo o la aquiescencia del Estado, seguida de la negativa a reconocer dicha privación de libertad o del ocultamiento de la suerte o el paradero de la persona desaparecida, sustrayéndola a la protección de la ley” (artículo 2 de la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas, aprobada en 2006).

Lamentamos profundamente informar que la CNDH-RD y el Comité de Familiares de Víctimas de Ejecuciones Extrajudiciales y Desapariciones Forzadas hemos entregado reiteradas comunicaciones y solicitudes de investigaciones exhaustivas tanto al ex Procurador General de la Republica, Licdo. Domínguez Brito (en el año 2014 y 2015) como a la ex presidenta del Senado, Licda. Cristina Altagracia Lizardo Mézquita (2015), y al  Procurador General de la República Jean Alain Rodríguez el año pasado,  exigiéndoles  la creación de una comisión especial de investigación de estos casos, el nombramiento de un procurador adjunto  y una reunión urgente con los familiares y nuestros abogados, al tiempo que al Gobierno dominicano le hemos exigido  la firma y ratificación de las Convenciones Internacionales contra las Desapariciones Forzadas, de las Naciones Unidas y del Sistema Interamericano.

Recordamos que los casos recientes de desapariciones forzadas en la República Dominicana son el de Juan Almonte Herrera (28/9/2009), Narciso González Medina (26/5/1994), Gabriel Sandy Alistar (23/7/2009), Randy Vizcaíno González (13/12/2013), y Alfonso Santana (26/8/2012). Consideramos también desaparición forzada el caso de Alfredo Díaz Lora desaparecido el 7 de julio del 2012.

Sin embargo,  exigimos también verdad, justicia y reparación para los familiares de las víctimas de desapariciones forzadas de los años de la dictadura de Trujillo y los doce años de Balaguer, sumándonos a  la petición del Museo Memorial de la Resistencia Dominicana sobre  la creación con carácter de urgencia de una Comisión de la Verdad en nuestro país.

De todos los países de América latina donde ha habido una dictadura, podemos decir que el nuestro brilla por el silencio gubernamental respecto a este crimen que tanto daño y sufrimiento ha causado al pueblo dominicano.

Estamos por eso hoy, marchando al lado del Museo Memorial de la Resistencia Dominicana y de otras organizaciones porque es un deber del Estado dar a conocer la verdad y garantizar justicia a los familiares de quienes han pagado con su vida la lucha para la libertad.

También anunciamos que el próximo miércoles 30 de agosto nos concentraremos en la Procuraduría General de la Republica a fines de entregar una instancia al Procurador Jean Alain Rodríguez, acompañados por el Comité de Familiares de Víctimas de Ejecuciones Extrajudiciales y Desapariciones Forzadas.

Vea también

Convocatoria a la marcha #FinDeLaImpunidad

Fuente: Prensa CNDH-RD Las organizaciones abajo firmantes invitamos al pueblo dominicano y sus organizaciones de …

Comentarios: